Gimnasia Localizada

La gimnasia localizada se caracteriza por una rutina de entrenamiento en la cual se aplican ejercicios específicos según la zona del cuerpo que se desea ejercitar. El resultado de esta rutina no sólo se ve reflejado en el estado físico de la persona, sino también en un bienestar mucho más general.

Entre los beneficios de una rutina de gimnasia localizada podemos mencionar el desarrollo pulmonar y cardíaco. Mediante el ejercicio físico estamos favoreciendo la capacidad de respuesta de los órganos del cuerpo que intervienen en el sistema respiratorio y circulatorio.

Además, una práctica regular de gimnasia localizada nos permite tonificar la masa muscular de nuestro cuerpo y aumentar notablemente el volumen de los músculos. Todo esto, sumado a una actividad aeróbica, nos va a permitir no sólo estilizar nuestra figura sino también volverla mucho más ágil y flexible en sus movimientos.