Natación

La natación es un ejercicio aeróbico en el que se ven implicados dos tercios de los músculos del cuerpo, potenciando la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Además, se puede practicar a cualquier edad, el riesgo de lesiones es menor y su práctica habitual tiene beneficios para el cuerpo a medio y largo plazo. Lo mejor es que se adapta a los distintos niveles de forma, ideal para quienes están empezando y ejercicio muy completo para deportistas habituales, ya sea en piscina o en aguas abiertas.

Algunos beneficios son:

Produce bajo impacto sobre los huesos y articulaciones

Mayor flexibilidad y elasticidad

Quema grasas

Combatir enfermedades crónicas como el asma, la diabetes o el colesterol

Mejora del sistema respiratorio y aumento de la capacidad pulmonar

Beneficios neuronales y cognitivos

Beneficios cardiorespiratorios

Beneficios psicológicos