Gracias a los libros y muebles cedidos por la biblioteca La Fraternidad, se creó la Biblioteca del Club. De este modo, el Club Matienzo realizaba un gran aporte a la educación de la comunidad.