Las múltiples disciplinas deportivas que se practicaban, exigían un lugar cubierto. Es así como nace el Salón Polideportivo, con una superficie cubierta de 1.500 metros cuadrados.